Desahógate en un bar insultando al camarero

camarero

En tiempos de crisis supongo que la creatividad e imaginación es lo que realmente puede hacer que una empresa o negocio siga en pie, y eso es lo que han debido pensar dos emprendedores en Cullera, Bernard Mariusz y Michal Lotocki, ambos de origen polaco,  que han decidido abrir un bar donde está permitido insultar al camarero.

Pero no sólo eso, si además ese insulto les parece “original y divertido”, el cliente obtiene una consumición gratis.

Los dueños se basan en la teoría de que, si tienen un bar donde poder desahogarte del estrés, de la crisis, etc. insultando a los demás pues para eso está su bar aunque hay muchas opiniones al respecto, tanto positivas como negativas.