Finge ser enfermera para salvar la vida de su perro

Hay ocasiones en las que la realidad supera con creces la ficción. Y es que, con internet, las noticias, por sorprendentes que sean, saltan al mundo entero provocando una oleada de reacciones ante ellas.

En mi caso la noticia que hoy me ha puesto los pelos de punta, porque soy una gran amante de los animales, es uno en la que una mujer, Carmen Valverde, que podría ser cualquiera de nosotros, se llegó a disfrazar de enfermera para lograr salvar la vida a su perro.

Os cuento la historia. Dos personas le robaron a su perro,  de nombre Tomás y, lejos de quedarse quieta, hizo todo lo posible por encontrarlo. Investigó por muchos sitios hasta que una amiga encontró a su perro en un hospital donde iba a ser utilizado en las prácticas de los alumnos de medicina.

Para salvarlo, no dudó en hacerse pasar por enfermera y entrar en la sala donde el perro estaba anestesiado y a punto de ser diseccionado (completamente vivo, eso si). En la misma sala había muchos más perros que tendrían el mismo destino que Tomás.

Por supuesto, Carmen lo impidió y pudo salvarle la vida pero la han acusado de robar material de laboratorio (porque se llevó a su perro.

Yo no sé vosotros pero estoy completamente en contra de que las Universidades (que tanta fama se dan) así como otras empresas y organismos, sean capaces de tener relaciones con ladrones de animales para “el bien de la ciencia”, como le dicen ellos.