Fragancia fresca y silvestre

Las nuevas tendencias en fragancias tanto femeninas como masculinas, en cuanto a lo que sector joven y adolescentes se refiera, apuntan a un concepto de libertad, frescura y dinamismo.

Entre las abultadas góndolas de las perfumerías, hallamos ofertas basadas en los cítricos, flores como rosas y jazmines, más nada se sabe ya de las fragancias amaderadas o especiadas, con gran intensidad de antaño.

Las grandes marcas como Hugo Boss, Carolina Herrera, entre otras, han sabido interpretar este concepto y lanzarse al mercado a la busca de nuevos sectores de venta, y sin lugar a dudas lo lograrán.

Entre los sugeridos de hoy, nos vamos a detener en el 212 sexy de Carolina Herrera, más conocida por sus iniciales y logo C H.

El mismo presenta una fragancia tentadora, sugerente, elegante y desafiante. Las barreras de lo conocido se desdibujan lentamente con la sola presencia del aroma retador de la misma. Una verdadera invitación a conocer más allá de lo visible, un reto a todo caballero que se precie de seductor, a vencer el propósito de la fragancia en sí.

Además de este despliegue de bondades que pueden ser captadas al olfato, la empresa desarrolla un importante reto a la estética y al diseño artístico en cuanto a lo que embalaje se refiera. La botella contenedora, es un verdadero poema por sí sola, en colores rosas fuertes pero a la vez elegantes, que consisten en una verdadera tentación desde el estante mismo de la perfumería amiga.