Hasta un límite

Sin duda este es un anuncio que, pese a verlo muchas veces, te va a seguir pareciendo gracioso, quizás por los protagonistas, quizás por la situación, pero el caso es que un anuncio así, en España, no pasaría desapercibido.