La vuelta del blogger

Después de casi un mes sin postear me resulta difícil hasta expresarme. Los que seguís el blog de forma habitual, si es que queda alguno después de esta desaparición sin sentido, os merecéis una sincera disculpa, pero os aseguro que he tenido y tengo mis razones.

Básicamente y para no aburriros os diré que entre la rotura de los ligamentos de la rodilla izquierda, las frecuentes idas y venidas al hospital y una desgana absoluta por sonreír ha derivado en unas “mini-vacaciones” que me han hecho volver a tener muchas más ganas de divertir.

Aunque el blog se ha convertido en un una gran plataforma publicitaria, esperemos que no dejéis de comentar porque lo que interesa realmente es el contenido, y no el fondo, ¿no?

Ale majos… a divertirse, que he vuelto.