Matemáticas curiosas

Lo cierto es que las matemáticas no entran fácilmente en la mente de nadie. A mí por ejemplo se me daba genial el tema de las ecuaciones, quizás porque las veía como un reto y eran algo que me estimulaba mucho, pero el tema de las probabilidades… Ese era un tema aparte que nunca logré aprender a hacer bien.

Sin embargo, las matemáticas también pueden ser divertidas y curiosas y aquí tienes un ejemplo como tal.