¡Me quiero bajar!

Vale, aún no está construido pero es un proyecto que quieren poner en marcha en China y que la verdad es que tendría muchas ventajas, aunque también inconvenientes. Se trata de un tren que no pararía en las estaciones. Para entrar en él habría que entrar en los compartimentos de la parte de arriba que son los que coge el tren cuando pasa por la estación.

Este vídeo lo explica mucho mejor.