Música entre copas

Alguna vez que otra he visto a “tocadores de copas” por Madrid, y la verdad que son bastante buenos, pero no se acercan a la maestria de este buen hombre, que con un montón de copas, unos cuantos litros de agua y su buen par de manos hace auténticas virguerías musicales, eso si… a la americana 😉

No tiene nada que envidiar a Tchaikovsky