Ser un buen hijo

A todo adolescente o joven no tan adolescente, en algún momento de nuestra vida nos preocupamos de si hemos sido buenos hijos, o si en algún momento hemos fallado a nuestro padre o a nuestra madre, y a pesar de que parezca una tontería… hay muchas veces que nos enfadamos y luego nos arrepentimos, y no sabemos pedir perdón.  Nos preocupa esta situación así que si estas en esta etapa de tu vida de “culpabilidad” aquí te dejamos consejos para que seas un buen hijo y puedas disfrutar totalmente de tus padres.

En primer lugar, debes ser consciente de que el ser un buen hijo lo haces por ti y por tus padres pero más por ellos ya que si lo haces por ti es más bien hipocresía.

Te recomendamos no insultes a tus padres, no respondas a sus regaños de mala manera o no pongas mala cara cuando te digan algo ya que a pesar de que a veces resultan pesados, solo lo hacen por nosotros ya que lo que quieren es cuidarnos y buscan solo nuestro bienestar.

Te sugerimos que también hagas todo lo posible para ser mejor en el colegio, ya que ellos se sienten muy orgullosos de este tipo de cosas, ya que no hay anda mejor que un hijo triunfe aunque sea en pequeña medida.

También, puedes ayudar en casa siempre que puedas y obedecer si necesitan algún favor ya que son padres, no super héroes y muchas veces aunque parezca que no, necesitan que alguien les eche una mano.

Fuente:  escuela para padres