Archivo de la etiqueta: muerto

Duerme junto al cadáver de su esposo durante un año

mujer duerme cadaver

En algunas circunstancias de la vida, y en casos muy particulares, la brecha que separa el amor de la locura se hace realmente difícil de encontrar, y tal es lo sucedido recientemente en Carolina, municipio del área metropolitana de San Juan, donde se conoció que una residente local mantuvo el cadáver de su marido postrado en una cama durante 13 meses.

Hay que destacar, en este sentido en principio, y como cualquiera podría imaginarse, que para cuando fue descubierto, el cadáver se encontraba reducido ya a sólo los huesos de Marco Rosa Cruz, de 75 años, cuyo deceso no había sido informado a las autoridades, y que fue descubierto sólo gracias a una llamada al Servicio de Emergencia de un vecino, alertado por el putrefacto olor.

Pero además, se ha conocido en los últimos días, que esta tan lamentable situación se hubiera podido evitar en parte, gracias a una antigua denuncia de una hermana del fallecido, quien había asegurado que su cuñada no le permitía ver a su hermano, y ahora las razones quedan bastante claras.

Una vez conocido el caso, y estando la viuda, Josefa Rodríguez, frente a las autoridades que le consultaron por la causa del deceso de su marido, la mujer confirmó que “el diablo había poseído el cuerpo de su marido”. De hecho, otros testigos han señalado que la mujer informaba a cada uno de los visitantes de su casa, que el hombre se encontraba “esperando la hora”, y que no dejaba verlo.

En cualquier caso, lo peor de todo, es que según algunas otras filtraciones, en la casa vivía además una nieta de la mujer, de 18 años, que conocería que el cadáver de su abuelo estaba postrado en la cama de una de las habitaciones de la vivienda, pero que temió hablar ante las autoridades por temor a una represalia por parte de ésta.

Crean un “manual para resucitar muertos”

Sam Parnia

Aunque algunas religiones expresan la posibilidad de que una persona pueda resucitar, y por eso sus seguidores confían en esta chance última de sobre vida a la que conocemos en el planeta Tierra, no podemos dejar de pensar en que la mayor parte del mundo sostiene que puede haber una experiencia divina, muy diferente a la actual, y mucho menos considera que se puede resucitar un ser humano en estas mismas condiciones.

Sin embargo, por si acaso, el director de investigación de resurrección en la Universidad Estatal de Nueva York y director del Proyecto de la Conciencia Humana del Hospital de Southampton, Sam Parnia, ha trabajado junto a un grupo de especialistas en la materia, para formar una serie de instrucciones que se recojan en un manual para todo aquel que quiera resucitar a alguien.

Además, para que quede clara la temática del libro, no han tenido mejor idea que denominarlo oficialmente “El Efecto Lázaro”, en la cual Parnia explica que uno de los métodos más seguros que se conocen para poder resucitar a alguien, comienza con el enfriamiento del cuerpo, y una conexión posterior a una máquina como por ejemplo un oxigenador de membrana, que reactive sus funciones básicas.

Luego de ello, el especialista explica que, como algunas de esas máquinas ya son utilizadas, pero se encuentran sólo en países asiáticos como por ejemplo Japón y Corea del Sur, tendremos muchas más chances de resucitar a un muerto cuando nos encontremos allí, o que bien podemos intentar adquirir alguno de estos productos antes de proceder a resucitar a algún ser querido, conocido, o hasta completo desconocido, ya que sus historiales no importan demasiado.

De acuerdo al texto, las actuales tecnologías nos permiten resucitar a las personas hasta siete horas después de que su corazón haya dejado de latir, y en algunos de los mejores hospitales del mundo se piensa ya en incorporar esta maquinaria.

El cadáver que pagaba el alquiler

cadaver alquiler

Nadie esperaba encontrar un cadáver cuando los especialistas en desalojo concurrieron a un edificio ubicado en el sur de la ciudad alemana de Munich, a fin de quitar de su vivienda a un hombre que desde hacía tres meses no pagaba la cuota que le correspondía por ocupar este recinto. Claro, esta persona tenía un muy buen motivo para ello, considerando que había fallecido hace tres años, sin que nadie lo notara.

En concreto, de acuerdo a los reportes de la policía de Baviera, esta región de Alemania en la que se encuentra ubicada la ciudad de Munich, el cadáver fue hallado por el conserje del edificio, completamente vestido y sentado sobre una silla, aunque claro, prácticamente no le quedaba nada de estructura humana luego de pasado tanto tiempo.

Evidentemente, el hombre jamás fue echado en falta por sus vecinos ni por nadie más, lo que derivó en que pasado todo este tiempo, nadie tuviera intenciones de acercarse hasta lo que parecía ser su guarida, pero eso no terminaba de resolver el misterio. Justamente, todo el mundo comenzó a preguntarse entonces como una persona fallecida había hecho para pagar sus cuentas durante tanto tiempo.

Bien, aunque los vecinos no lo sabían, posteriormente se descubrió que éste hombre había asociado su cuenta de caja de ahorro del banco en el que tenía su dinero, y en la que mensualmente depositaba para ello, de forma que el costo del alquiler se debitara automáticamente de allí. Una vez fallecido, el proceso siguió de la misma forma, hasta que el dinero en la cuenta, como era lógico, se acabó.

Fue recién entonces cuando los dueños del inmueble dieron la orden de desalojo, para encontrarse finalmente con que el inquilino había fallecido hace tres años, es decir en 2010, luego de haber habitado allí, en vida, entre 2001 y ese año.

Facebook: qué hacer con la cuenta de un fallecido

Aunque desde luego esperamos que nunca te toque pasar por esta situación, por una cuestión intrínseca de la vida, es evidente que tarde o temprano todos tendremos que enfrentarnos a un momento en el cual un ser querido, que poseía cuenta en Facebook, pierde la vida. La pregunta que surge entonces, a partir de ello, es qué sucede con esa cuenta, ya que a muchos nos parecerá morboso que la misma siga disponible.

Por ende, es lógico que lo primero que nos preguntemos es qué sucede con la cuenta de una persona que fallece, considerando que Facebook no tiene de forma de noticiarse de la mala nueva por su propia cuenta. Pues bien, lo primero que se debe hacer es esperar que los familiares, o amigos más cercanos de la persona, se encarguen de comunicar el fallecimiento a la red social, que de seguro contestará la solicitud en los siguientes días.

Lo cierto es que Facebook tiene disponibles formularios en los que se puede pedir la baja de un perfil o que, en todo caso, este se convierta en un memorial o página conmemorativa, como ellos mismos explican en sus muchas páginas de normativas. Sin embargo, para evitar que se sucedan bromas con un tema a todas luces escabroso, se requieren también algunas pruebas de lo sucedido para que efectivamente se adopte esta solución.

Es así que los especialistas de la red social, realizan todos los movimientos necesarios para evitar que cualquier persona malintencionada pueda solicitar la baja de un usuario, por lo que aunque en tu caso sea verdad, es probable que te veas sometido a enviar elementos como datos usuales de la cuenta, en general relacionados con su información, direcciones de correo electrónico asociadas, o también una verificación de datos con preguntamos comunes, además de los clásico, las actas de nacimiento y defunción.

Despierta en su velorio, pide agua y vuelve a morir

Una extraña situación vivieron todos aquellos que se encontraban presentes en el velorio del pequeño niño Kelvys Simao dos Santos, de apenas 2 años de edad, ya que según los informes de la prensa del norte de Brasil, donde era oriunda su familia, el menor se despertó en medio del evento, pidió un vaso de agua, y acto seguido volvió a morir, a pesar de que había sido declarado muerto con varias horas de anterioridad.

Concretamente, el diario local de la ciudad de Pará, una localidad del norte brasileño donde habitaba esta familia con el pequeño Kelvys, explica que el niño despertó y pidió un vaso de agua a sus padres, los cuales completamente sorprendidos, y conmocionados por la circunstancias que les tocaba atravesar, cumplieron el deseo de su hijo.

Al parecer, el niño había comenzado a moverse en su cajón durante el velatorio, y no sólo eso, sino que algunos minutos después se incorporó sobre sí mismo, y hasta logró quitarse un poco de algodón de la boca, que se le había agregado como parte del ritual de velorio practicado por su familia, ante la estupefacción de quienes se encuentran allí.

Luego de ello, la noticia explica que tras beber el agua que le había pedido a sus padres, el niño fue llevado al hospital más cercano por ellos mismos, donde sin embargo fue declarado muerto algunos minutos después de llegar por los médicos del lugar, más allá de las oraciones, agradecimientos, lágrimas y desmayos de quienes estaban en la sala.

Ahora, y una vez que el caso diera la vuelta a todo el territorio de Brasil y a buena parte del resto del mundo, el periódico Folha, uno de los más prestigiosos del país, explica que ahora el caso tendrá que ver con dilucidar si “hubo error médico en la declaración de la primera muerte’ del niño”, quien había sido tratado contra una neumonía en las semanas anteriores a su deceso definitivo.