Archivo de la etiqueta: rusia

Curiosidades sobre Sochi, la ciudad de los JJ.OO.

Sochi

Sochi es la ciudad de moda en todo el mundo en estos días por la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno, y aunque poco a poco hemos ido conociendo más detalles sobre esta localidad ubicada sobre el Mar Negro, en esta ocasión queremos rendirle una especie de homenaje analizando algunos de sus principales detalles y curiosidades.

Por ejemplo, lo que más ha sorprendido a los viajeros internacionales que viajaron a Sochi para cubrir el evento, fueron las letrinas de los baños, que en Rusia son dobles. Claro, esto no sucede en la mayoría de países occidentales tradicionales, aunque ellos se lo han tomado de una forma muy natural, y le explican a todo el mundo que no tiene nada de extraño.

Claro, si consideramos la realización de unos Juegos Olímpicos de Invierno, la cuestión de la temperatura no es menor en Sochi. En concreto, allí el clima promedio es de unos 8º C durante todo el año. Sin embargo, en comparación con otras ciudades donde el mismo evento se ha llevado adelante, sus temperaturas son más altas de lo normal, por lo que se cuenta con máquinas de hielo para generar más nieve.

Otro elemento sumamente llamativo al respecto, es que al contrario de lo que muchos podrían creer, si bien Sochi es considerada como un sitio turístico en extremo, el momento del año en el que más viajeros llegan es el verano. En esta época, las aguas termales locales reciben miles de viajeros tantos rusos como de países vecinos.

Finalmente, hay que destacar que Sochi es la ciudad europea más larga, ya que posee cerca de 148 kilómetros a lo largo de la costa rusa, en los que se reparten sus cerca de 400.000 habitantes. Sin dudas, una ciudad que destaca por varias peculiaridades, y que hasta ahora está alojando unos magníficos Juegos Olímpicos de Invierno.

Graba su propia muerte en un derrumbe

Yevgueni Titov

Cuando creemos que podemos estar en presencia de un evento único, muchas veces llevamos nuestras cámaras para registrar todo lo que sucede, bien en forma de fotografía o también de video, y eso es lo que pensó en estos días Yevgueni Titov, un joven de 29 años de la ciudad rusa de Lípetsk, quien no sabía que desafortunadamente iba a terminar siendo famoso en todo el mundo como el hombre que grabó su propia muerte.

El caso es que este joven grababa el derrumbe de una construcción en su ciudad, la cual era provocada a propósito para la realización de un nuevo proyecto de viviendas, de forma que todos los vecinos sabían a la hora que se tiraría abajo la vieja construcción. Titov, en este sentido, no tuvo mejor idea que aproximarse al lugar, aunque es probable que se aproximara más de lo que hubiera sido indicado.

El hecho es que a las pocas milésimas de segundos de producido el derrumbe, los escombros salieron despedidos del edificio en su dirección, y no sólo eso, sino que le alcanzaron hasta causarle la muerte, al punto de que en el video queda constancia de lo terrible que pudo haber sido el impacto, por la velocidad con la que cada trozo de construcción se acercaba a su posición.

Según los medios locales, esta desafortunado hombre, Yevgueni Titov, “tenía una hija de tres años y trabajaba en una tienda de la zona”, mientras que se encontraba en el lugar de los hechos ya que se había tomado un receso para presenciar la demolición programada, y lamentablemente a fin de cuentas eso fue lo que le costó la vida.

De hecho, explican muchos de los medios presentes que si bien este hombre llegó con vida al hospital ya que las demás personas presentes rápidamente llamaron a los servicios de salud, finalmente falleció horas más tarde por culpa de las graves heridas.

http://youtu.be/MNqr0GKgxTc

Se escapa de prisión con una cuchara

Oleg Topálov

En las películas de Hollywood que hablan sobre escapes de hombres peligrosos de algunas de las prisiones más temibles del mundo, nos encontramos con que los prófugos utilizan los elementos más extraños para poder obtener la libertad, aunque los hechos son mucho más interesantes cuando se dan en la vida real, como sucedió recientemente en la preventiva de Matrósskaya Tishiná de Moscú, la capital rusa.

En concreto, los medios locales han informado, en los últimos días, acerca de un increíble caso en el que un residente ruso se fugó de la prisión con la ayuda de una cuchara, solamente una cuchara como la que todos nosotros utilizamos para comer, luego de haberse tomado el tiempo necesario para raspar pacientemente el cemento que recubría una de las paredes de su celda.

El comunicado oficial de las autoridades de la mencionada cárcel también tiene que ver al respecto, considerando que en el mismo se afirma que “hemos descubierto que Oleg Topálov rascó con una cuchara el cemento que unía los ladrillos de una de las paredes de ventilación, de medio ladrillo de ancho”, aunque para evitar problemas, ellos mismos evitan decir con qué utensilio esta persona logró salirse de la cárcel.

El problema es que el edificio donde se encontraba esta persona por delinquir y violar la ley, es una de las cárcel con peor mantenimiento de todo el territorio ruso, de forma que no le fue demasiado difícil traspasar la pared con sólo una cuchara, según denunció luego Cristina Beloúsova, portavoz del servicio penitenciario ruso.

Para colmo de males, aunque en esta prisión hay elementos de la sociedad en los que apenas se puede confiar, no muchos de ellos son asesinos, pero éste sí es el caso de quien protagoniza la historia, que fuera encerrado en octubre de 2011 por cometer graves delitos, entre ellos el asesinato de dos personas y tráfico de armas, y que ahora permanece intensamente buscado por las autoridades nacionales.

Flexiones sin brazos

flexiones sin brazos soldado

Todas las personas que han realizado entrenamientos más o menos fuertes en sus vidas, saben que una de las peores gimnasias que podemos llevar adelante son las flexiones de brazos. Como su nombre lo indica, la idea de este tipo de ejercicios tiene que ver con que utilicemos estas extremidades, acostados sobre el suelo boca abajo, para elevarnos y volver a bajar, usando su fuerza.

Del mismo modo, sin embargo, un video ha causado conmoción en los últimos tiempos, considerando que en el mismo aparece un soldado ruso, el cual destaca por realizar las clásicas flexiones de brazos, pero sin utilizar los brazos!. De esta forma, la increíble habilidad de este hombre le ha permitido obtener miles y miles de visitas en YouTube, la principal plataforma de videos de todo el mundo.

La cinta, que fue subida a la página por uno de sus compañeros, muestra cómo el hombre se encuentra recostado boca abajo, con los pies estirados y los brazos flexionados. Inmediatamente luego de ello, retira un brazo y lo coloca sobre su espalda y más tarde, levanta el otro y se apoya únicamente con sus piernas, antes de comenzar a hacer las flexiones, desafiando evidentemente a la lógica y a la física de igual modo.

En todo caso, y como casi siempre sucede en este tipo de situaciones, tan pronto el video comenzó a circular de forma viral por la web, se iniciaron las discusiones acerca de si el mismo era real o no, dado que muchas personas consideraban que se trataba de un video trucado, en el que el hombre realizaba las flexiones de forma normal, pero al que luego le eran quitados los brazos, en una especie de “Photoshop en movimiento”.

De igual forma, cualquiera que vea la grabación no puede dejar de sorprenderse por la misma, ya que evidentemente parece real, y nosotros no podemos terminar de decidirnos por si se trata de un video real, de un hombre con una habilidad única, o de una cinta truca. Por eso, te pedimos a ti que nos digas que te parece.

http://youtu.be/8DexJS9XxCk

Un reloj ruso llega hasta el final de los tiempos

Sabemos que el mundo está lleno de relojes de todo tipo, pero si entre todos ellos debemos destacar especialmente uno, entonces es muy difícil no decantarse por un ejemplar ruso, que curiosamente se encarga de contabilizar el tiempo que transcurre desde el nacimiento de la Tierra hasta su destrucción por el Sol dentro de 7.000 millones de años, un hecho que se considera probado por la ciencia internacional.

Lo cierto del caso es que si bien no estaremos en el momento en el que eso ocurra, de modo que no podemos saber que pasará con el reloj en las instante finales a la caducidad del planeta Tierra, que puede no ser la de la raza humana, se trata de un producto realmente extraño, que ha sido tomado por los rusos en los últimos tiempos como uno de los que más orgullo les produce.

Básicamente, la idea de los creadores de este reloj se encuentra relacionada con la intención de recordarles a todos los hombres que si bien nos queda mucho tiempo en el planeta Tierra, el mismo no es infinito, como algunos consideran, de modo que se trata más bien de un recordatorio que de un reloj con otro tipo de funciones.

Según los especialistas que lo han diseñado, el reloj “muestra muestra la cuenta atrás desde el nacimiento del mundo al momento de su desaparición, un final que tardará mucho más en llegar de lo que las malas interpretaciones dicen que señala el calendario maya”, momento que los científicos sitúan en alrededor de 7.000 millones de años.

Entre las personas que se han dedicado a la confección de este aparato, además, hay que destacar la impresionante labor de Sergei Karelin, miembro de la Unión de Artistas de Rusia, quien ha manifestado que uno de sus fines principales tiene que ver con buscar una medida de tiempo que se encuentre más allá de todas las interpretaciones religiosas.

Saakashvili se come su corbata

Los presidentes (hablo de los que tienen países a su cargo 😉 , no de presidentes tipo “Señor Cuesta” y compañía) también son personas, y en este caso, son personas y además están acojonados, y no me extraña y es que si eres Saakashvili, tu país se llama Georgia y tienes a una ex-potencia militar invadiéndote… no me extraña que muestres síntomas claros de debilidad delante de la cámara.

Fíjense lo que hace el buen hombre (suponemos que no sabía que estaba en antena).

En efecto, se come su propia corbata, por cierto, NO ES UN FAKE,era el vídeo de los titulares de la BBC World news.