Un reportero muy dicharachero

Quién dijo que el periodismo de calle no era divertido… Que se lo digan a este reportero, que haciendo una crónica en la nieve se lleva el golpazo del siglo, además es todo un profesional, ya que después de dar un giro de 360º en el aire, rebusca en el suelo para buscar su micrófono y decir sus últimas palabras antes de caer dolorido.

Menudo golpazo se lleva el pobre 😀

Vía: OpticalPoptitude