Un robot muy humano

Hace unos meses apareció Actroid DER, un robot azafata que nos dejaba impresionados con su capacidad de reproducir emociones gestuales a un nivel similar al de los humanos. Pues bien, ahora ha salido su hermana mayor. El actroid DER2, que como buena sucesora, es más delgada, más guapa y mucho más real que la anterior.

Esta nueva versión utiliza un sistema neumático de movimiento y es capaz de sincronizar el habla con sus movimientos corporales, lo que nos hace pensar que en breve vamos a dejar de ver a esas estupendas azafatas en las puertas de los museos para dejar paso a estos androides, que por muy atractivas que parezcan, no dejan de ser un montón de cables y chips programados para decir siempre lo mismo.

Vía: newlunches.com