¿Y yo cómo salto?

De los muchos vídeos que podemos encontrar por internet, las animaciones son, duda, de lo mejor que hay, porque nos ofrecen visiones que no podríamos ver de otro modo.

En este caso se trata de un muñeco de goma espuma que trata de saltar desde un trampolín.