Vergüenza ajena

Los críos son únicos, y de sobra es conocido que de vez en cuando se les va un poco la cabeza y hacen cosas totalmente disparatadas, pequeños fallos sin sentido que hacen que te rías durante horas, y que cuando se hacen mayores sus padres se los recordarán hasta la saciedad. El problema viene cuando no sólo lo cuentan sino que lo graban y lo cuelgan en Internet.


Crazy Mishaps – video powered by Metacafe

Marcados para toda la vida, como el crío del post anterior. 😀

Un pensamiento sobre “Vergüenza ajena”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *