Análisis: Pro Evolution Soccer 2012 1

¡Estamos de enhorabuena, vuelve el fútbol! Se acabaron los fines de semana aburridos, los miércoles sin Champions League y las preocupaciones sobre la crisis económica. ¿Qué haríamos sin nuestra ración de fútbol profesional? Pues está claro, jugar. Y es que coincidiendo con el inicio de la temporada futbolística vuelven, un año más, los participantes de la auténtica liga de dos: Pro Evolution Soccer y FIFA. ¿Quién se erigirá como campeón esta temporada? Empezamos hablando del primer aspirante.

El nombre de Pro Evolution Soccer sigue provocando admiración entre los jugadores amantes al fútbol gracias a la diversión directa y la aleatoriedad que han caracterizado sus entregas. Se ha convertido en todo un símbolo en las reuniones entre amigos y ha permitido la licencia de establecer una frase propia a la hora de elaborar planes con los colegas. Las cosas, sin embargo, han cambiado, su reinado acabó con la PlayStation 2 y en el cambio de era ningún sucesor ha sido capaz de volver a la época dorada de tiempos pasados, este año tenemos otro pequeño príncipe que espera ocupar su trono. ¿Hacemos unos Pros?

Todo simulador deportivo busca acercarse al máximo a la realidad y por eso se necesitan, entre otras cosas, equipos y jugadores reales. La saga de Konami no se ha caracterizado nunca por tener un número elevado de equipos licenciados, de hecho antes no parecía importar mucho, pero ahora los tiempos han cambiado y lo que entonces era un detalle secundario ha convertido en un inconveniente añadido. Seremos capaces de disfrutar con total fidelidad de varios campeonatos, como la Champions League, la Supercopa de Europa, la Europa League o Copa Libertadores, pero en cuanto a las licencias de futbolistas hay un batiburrillo importante entre equipos y jugadores reales. Sin duda se trata de una asignatura pendiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *